Estudio de caso: proceso electoral en Haití, debates sobre neocolonialismo.*

*Artículo publicado en el Informe Nº 16 (Enero-Abril 2016) del proyecto Análisis de Coyuntura Internacional (CSIC-UDELAR), autoría de Kail Márquez, estudiante avanzado de la Licenciatura en Desarrollo (FCS)

Introducción

En este artículo se estudia la crisis político-institucional en desarrollo en la mitad occidental de la isla de La Española en el mar Caribe, Haití. Para lo cual, se combina un análisis coyuntural con el estructural, a la vez que se integra el campo político-institucional (sistema electoral y de partidos, etc) con el campo económico-social. Algunas preguntas que guían la investigación son ¿se pueden identificar bloques más o menos homogéneos en la actual disputa por dominar el proceso electoral? ¿Cuáles son sus raíces históricas? ¿Cuál es el rol de la comunidad internacional en dicho proceso?

Historia de Nuestra América

Desde la formación del moderno sistema mundial (Wallerstein), los sucesivos centros imperiales se han repartido los territorios coloniales y neocoloniales. Durante el siglo XX, los centros capitalistas nor-occidentales mantuvieron una política exterior caracterizada entre otras manifestaciones, por: intervenciones directas (invasión militar), como fue el caso de Haití en 1915-1934; intervenciones indirectas (diplomáticas-comerciales-financieras), como en la dictadura duvalierista 1934-1986. La emergencia de un movimiento democratizador y democratizante derrocó la dictadura, constituyó un nuevo contrato social (1987) y llevó al poder estatal (1991) al teólogo de la Liberación Jean Bertrand Aristide. El gobierno del Frente popular duró siete meses hasta el golpe militar, el cual demostró la reacción de grupos tradicionales que en situaciones de cuestionamiento a sus condiciones sociales recurren a prácticas golpistas. Tras retornar tres años después, el primer presidente democráticamente electo del siglo disolvió el ejército, factor influyente en el ciclo posterior.

Luego de entrado el siglo XXI, con una nueva ola de gobierno pos-neoliberales en América Latina, el discurso radical del presidente incitó, según Louis (2012) a actores como la élite haitiana y al “Instituto Republicano Internacional sobre Asuntos Internacionales” a organizar grupos de oposición para desestabilizar y volver ingobernable a Haití.1 Fue así que en 2004, las fuerzas opositoras toman ciudades rebeldes del control del gobierno democrático, avanzando hacia la capital Puerto Príncipe, hasta obligar al presidente a renunciar. Lo siguiente, fue el pedido del presidente de la Corte suprema de justicia al Consejo de Seguridad del envío de una Fuerza Multinacional (FMP) -a falta de un ejército nacional-. Ante la llegada de la misma, los “líderes rebeldes” llaman al desarme. El golpe es resistido por la sociedad civil con marchas y huelgas, el primero de junio ingresa la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (MINUSTAH).

Nueva ocupación militar, nuevo ciclo

El movimiento histórico demarca que la salida de facto exigida por las potencias nor-occidentales tuvo su fecha el 29 de febrero del año 2004, cuando:

(…) una intervención militar franco-norteamericana destituyó al presidente. Posteriormente, este golpe de estado fue reforzado y “legitimado” con la presencia de tropas militares que integran la Misión de Estabilización de Naciones Unidas para Haití (MINUSTAH), con efectivos de diferentes países de América Latina (entre ellos de Argentina, Brasil, Uruguay, Chile, Ecuador, Guatemala, Perú, Bolivia y Paraguay), y de otros continentes, comandados y financiados por EE.UU. y Francia”. (Korol y Chalmers 2010)

Tras varios años de poliarquía de baja intensidad con el partido pro-aristide Fanni Lavalas proscripto, llega el año 2010, momento bisagra. Tras un terremoto de 7 grados en la escala Richter, y la contaminación de afluentes por parte de las tropas nepalinas de la MINUSTAH con el virus del cólera, eventos que han generado daños estructurales a una sociedad que históricamente se ha clasificado entre las naciones menos desarrolladas. Luego de estos eventos, llegan las elecciones presidenciales de 2010. Según el representante de la OEA en Haití- y Doctor en Relaciones Internacionales – Ricardo Seitenfus “la comunidad internacional dio un golpe al presidente Preval (2006-2010).”2 Ante los resultados dictados por el Consejo Electoral haitiano, la injerencia de la Organización de los Estados Americanos y del “Core Group” de la MINUSTAH (compuesto por la comandancia de las fuerzas) generó un trocamiento de las posiciones relegando al segundo candidato, Jules Celestin, al tercer lugar, ocupado por Michell Martelly del partido Tet Kale.3 4 Consumado el fraude, el ex- miembro de los tonton macoute – escuadrones de la muerte- durante el duvalierismo asumió la presidencia. La administración de Martelly, no asume sus responsabilidades democráticas al hacer caer el mandato legislativo sin llamar a elecciones, su último año de gobierno fue en base a decretos cuya legalidad se ha visto cuestionada desde la oposición democrática.

Parteaguas disruptivo 2015-2016

El año 2015, en la esfera social ha presentado un reflote de casos de cólera debido a las condiciones estructurales de acceso al agua, la cual es para la mayoría de la población extremadamente precaria. Cabe añadir las repatriaciones forzadas de haitianos y hijos de haitianos nacidos en República Dominicana. En la esfera económica, el déficit fiscal del Estado se ha ajustado restringiendo las importaciones de RD para regularizar el contrabando. No obstante esto ha generado una devaluación del gourde (moneda nacional) y una pérdida de salario real.5 6 En cuanto a la esfera político-electoral, el proceso comenzó con mucha incertidumbre dada la candidatura de 105 partidos al parlamento y 55 candidatos para la presidencia, con un total de solo un millón y medio de votos en una población de diez millones, es decir el 7% del padrón. 7 8 Con lo que respecta a la esfera partidario-electoral, el 6 de agosto se realiza la primera vuelta de las elecciones legislativas, con 22 circuitos que cancelaron sus resultados (4% de los circuitos, 290.000 electores sin votar). Sucedieron disturbios, con personas fallecidas.9 Continuando con el proceso, el 25 de octubre se concretó la primera vuelta de las presidenciales, la segunda vuelta de aquellos circuitos con resultados de las legislativas y la primera vuelta de aquellos circuitos que no fueron exitosos. Estas dos jornadas electorales fueron importantes ya que inmediatamente después, se conforma un grupo de 8 candidatos-partidos presidenciales auto-denominados “oposición democrática”. Su programa de demandas se resume en: denunciar el fraude de octubre y exigir la formación de una comisión independiente que investigue las elecciones presidenciales.10 La carta fue apoyada por movilizaciones callejeras dentro y fuera de Haití. Por su parte, el gobierno martellyano prioriza políticamente la culminación del proceso electoral, es decir, la segunda vuelta de las presidenciales. Fue así que las sucesivas fechas fijadas por el gobierno fueron inviables ya que no contemplaban las demandas de un amplio sector opositor, que denunció un intento de “Golpe de Estado electoral” por parte del gobierno.11

En este período aumenta la frecuencia y la intensidad del conflicto social generando una crisis de gobernabilidad, donde se pueden identificar momentos clave como el 22-24 de enero y el 7 de febrero. El ballotage (segunda vuelta) sería, según los resultados oficiales, entre el candidato oficialista por el PHTK (Tet Kale) Jovenel Möise y el candidato opositor por LAPEH, Jules Celestin. En enero tras la renuncia del segundo a participar de la legitimación de un proceso electoral que considera fraudulento, llevó a una situación de un ballotage con solo un candidato. Por su parte, el Consejo Electoral Provisional (CEP) encargado de supervisar el proceso, sufrió una serie de renuncias y denuncias por corrupción, por lo que temiendo por su seguridad resolvió suspender la jornada del 24 de enero.12 A posterior, y sobre la fecha del fin del mandato de Martelly, ante la proximidad de un acefalismo y vacío institucional, el presidente firma un pacto con el parlamento, para que este genere un Gobierno Transicional que dirija el país y concluya el proceso electoral.13 Desde entonces, los partidarios de J. Möise denuncian al presidente interino Privert por intentos de perpetuarse más allá del tiempo pactado y por desviarse de la “meta fundamental” (según su visión) de la transición. La oposición en cambio reclama y ha logrado la conformación de una nueva “Comisión de verificación de los resultados de la primera vuelta”, contra los intereses de la embajada de EEUU.14 Según el coordinador especial del Departamento de Estado de Estados Unidos para Haití, Kenneth Merten, “El acuerdo político del 6 de febrero de 2016, firmado por el entonces presidente, Michel Martelly, y los presidentes de las dos cámaras del parlamento, no prevé la creación de una comisión de evaluación electoral. El trabajo de una comisión puede retrasar la finalización del proceso electoral.” Por su parte la organización “Reagrupacmiento de Haitianos en Montreal (Canadá)” emitió un comunicado donde indica que “Mulrean (Embajador estadounidense en Haití) se despojó de su traje diplomático, sin siquiera ruborizarse, al declararse contrario a la creación de la comisión de verificación, que considera inoportuna y una pérdida de tiempo”.15

Reflexiones sobre el caso

En la época del capitalismo tardío, la mundialización neoliberal avanza sobre los territorios en base a su ley de expansión de la frontera del mercado -valorizar espacios no mercantilizados-. Los centros imperiales nor-occidentales buscan re-colonizar los Estados, en algunos países recurren a invasiones militares como en Haití. La vulneración permanente de su soberanía, se manifiesta en la intervención de la “comunidad internacional” en el proceso electoral de Haití tanto en 2010 como en 2015-16. En el primer caso, los candidatos al ballotage no son decididos en elecciones populares directas, en el segundo son generalizadas las denuncias de fraude (golpe de estado electoral) masivo, con circuitos electorales contaminados de violencia e irregularidades. El imaginario colonialista-racista se palpa sin distinción ideológica entre algunos gobiernos progresistas y los neoliberales, tanto en la presencia militar concreta (MINUSTAH) o legitimando la impunidad y la violencia política en el proceso electoral de Haití con el argumento de que su nivel histórico de democracia es admisible la corrupción. La falta de estudios científicos-sociopolíticos sobre la democracia haitiana en América Latina puede ser un factor que explique la ignorancia social acerca de las relaciones internacionales entre los propios países latinoamericanos, hipótesis de investigación a ser desarrollada en otra ocasión.

Bibliografía

Castor, Susy (2008) La transición haitiana: entre los peligros y la esperanza en OSAL (Buenos Aires: CLACSO) Año VIII, Nº 23, abril. (online) Disponible en: http://bibliotecavirtual.clacso.org.ar/ar/libros/osal/osal23/04S1Castor.pdf (consultado el 20-4-2016)

Galeano, Eduardo (2012) La amenaza haitiana. Nota en página12 (online) Disponible en: http://www.surysur.net/la-amenaza-haitiana/ (consultado el 20-4-2016)

Feldmann, Andreas y Montes, Juan Esteban. (2008) Haití: Tribulaciones de un Estado colapsado. En Revista de Ciencia Política / volumen 28 / Nº 1 / 2008 / 245 – 264. (online) Disponible en: http://www.scielo.cl/pdf/revcipol/v28n1/art12.pdf (consultado el 20-4-2016)

Korol, Claudia y Chalmers, Camille (2010) Haití: Enfrentando al terremoto y a la herencia colonial. Enhebrando la solidaridad de pueblo a pueblo. (online) Disponible en: http://www.herramienta.com.ar/haiti/haiti-enfrentando-al-terremoto-y-la-herencia-colonial-enhebrando-la-solidaridad-de-pueblo-pueb (consultado el 20-4-2016)

Reserve, Roody. (2014) Haití: ¿La misión de la última oportunidad?. En Revista de Ciencia Política de la Universidad Católica de Chile / VOLUMEN 34 / Nº 1 / 2014 / 189 – 201. Santiago. (online) Disponible en: http://www.scielo.cl/pdf/revcipol/v34n1/art09.pdf (consultado el 20-4-2016)

Reserve, Roody (2010). Haití: ¿la democracia imposible?. V Congreso Latinoamericano de Ciencia Política. Asociación Latinoamericana de Ciencia Política, Buenos Aires. (online) Disponible en: http://www.aacademica.org/000-036/470.pdf (consultado el 20-4-2016)

Reserve Roody (2010) Haití: crisis sin fin. En Revista de Ciencia Política / volúmen 30 / Nº 2 / 2010 / 361 – 378 (online) Disponible en: http://www.scielo.cl/pdf/revcipol/v30n2/art10.pdf (consultado el 20-4-2016)

Gilly, Adolfo (2004) Populismo radical: un sujeto político no identificado. (online) Disponible en: http://www.soberania.org/Articulos/articulo_1151.htm (consultado el 20-4-2016)

Notas

1 Julio Louis (2012) “Soberanía, Integración y Defensa”, nota en La República. Disponible en http://www.republica.com.uy/integracion-y-defensa/181684

2 “Haití dilemas y fracasos internacionales” Julio Gestoso: “Respecto al conteo de votos “una forma maquiavélica. La misión recuento de votos de la OEA aseguró que ningún candidato pudiera obtener más de 225 votos aún cuando el promedio de votantes era de 460 en cada puesto de votación. La misión aplicó el innovador al candidato Jules Celestin desestimando aquellas urnas en las que el candidato obtuvo 225 o más votos. Para mantener las apariencias decidieron eliminar alguno de los votos de Manigat y Martelly así 13830 fueron eliminados de Manigat y 7150 Martelly mientras que Jules Celestin vio desaparecer 38541, u el 60% de los votos eliminados. Ricardo Seiteynfus: “Querian cambiar el candidato que estaba en el segundo puesto (Celestin) por el que estaba en el tercero (Martelly) porque Celestin era el candidato de Preval (centro izquierda).” Disponible: haitinominustah.info/2014/05/27/telesur-entrevista-a-prof-ricardo-seitenfus-7-de-mayo-de-2014

3 “With the government-backed contender Jude Celestin dropped from the race after mounting international pressure, former first lady Mirlande Manigat will face carnival singer Michel Martelly in the final round next month.” Disponible en http://www.aljazeera.com/programmes/rizkhan/2011/02/20112972730729805.html

4 “With the agreement of the Haitian government, the OAS sent a mission of 10 experts to evaluate the result and review the way the vote was counted (….) After discounting thousands of fraudulent or improper ballots for all candidates, it found that Mr Martelly won slightly more votes than Mr Celestin, and should go through to the run-off in second place.” Disponible en http://www.bbc.com/news/world-latin-america-12158139

5 Enzo Di Taranto – ONU- (2015) Entrevista: Estamos en un período de repunte del cólera; en los primeros meses de 2015 hubo un aumento de un 300%, comparado con el mismo período de 2014” y agregó que de una población aproximada de 10 millones de personas, en Haití “aproximadamente 3 millones continúan tomando agua de mala calidad.” El funcionario continuó en su detalle y expresó: “La devaluación del gourde, que determina un aumento en precios de los productos básicos, tales como medicinas, comida, agua; la sequía que severamente ha golpeado varios departamentos del país, y además la repatriación de haitianos desde República Dominicana”, son factores, según el funcionario, que agravan la situación humanitaria del vecino país.” Disponible en: https://gloriaivonne.com/2015/08/20/ante-emergencia-humanitaria-haiti-necesitara-usd-25-millones-dice-funcionario-onu/

6 Andrés Dauhajre hijo (2015) nota en elcaribe.com: “Si las finanzas públicas haitianas no son fortalecidas rápidamente, la fatiga de los donantes y la evaporación del financiamiento de Petrocaribe, podrían provocar una fuerte devaluación del gourde haitiano, una inflación acelerada y una caída del salario real.” Disponible en: http://www.elcaribe.com.do/2015/10/19/represalia-haitiana

7 Plantilla oficial del Consejo Electoral de Haiti. Disponible en: http://www.haitilibre.com/docs/Liste_definitive_des_candidats_14_mai_2015.pdf

9 Nota sobre Internacionales en LaPosta (11-8-2015). Disponible en http://lapostanoticias.com.uy/internacionales/haiti-jornada-electoral-marcada-por-la-violencia/

14 Nota en Prensa Latina (22-4-2916). (online) Disponible en http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=4813071&Itemid=10

15 Comunicado de la Rehmonco. Nota en Alterpress (14-4-2016), traducida por Dialogo 2000 – Jubileo Sur para haitinominustah.info. (online) Disponible en https://haitinominustah.info/2016/04/15/kenneth-merten-a-favor-de-una-solucion-rapida-a-la-crisis-electoral/

 

 

Autor: Guy Debord

situacionista y letrista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s